Fin de semana en Lago di Garda

Lago di Garda

Es el lago más grande de Italia, pero no solo eso, gracias a su hermoso paisaje, sus aguas cristalinas y sus pintorescos pueblos que lo rodean, a hacen de este lugar, uno de los preferidos para veranear tanto por italianos como por turistas.

Lago di Garda

Tengo que confesar que no tenía ni idea de a qué pueblo ir o donde parar, así es como fue que buscando en google maps y por pura suerte también, encontré Sirmione. Ubicado al sur, en una pequeña península que se adentra en el lago, este lugar es uno de los centros turísticos más importantes de la zona. En pleno verano suele estar muy masificado y si se trasladan en auto, encontrar lugar para estacionar puede ser un dolor de cabeza. ¡Vayan con paciencia!

A pesar de ser un lugar chico, cuenta con muchas actividades para realizar, desde recorrer el castillo medieval, pasear por el casco histórico, donde dicho sea de paso se conserva una antigua villa romana hasta realizar diferentes actividades acuáticas y por supuesto relajarse en algunas de sus bonitas playas.

Lago di Garda

Mi recomendación, más que nada si van en temporada alta, es reservar el alojamiento con bastante anticipación, como dije antes Sirmione es un pueblo pequeño y con gran demanda.

Llegar hasta el lugar es muy fácil, la forma más cómoda es alquilando un auto, desde Milán por ejemplo son solo 140 km, el trayecto es casi todo por autopista, basta con seguir la “AutoStrade A4” con dirección Verona. Todo está muy bien señalizado por lo que es imposible perderse. Otra forma de llegar es a través de tren, desde Milano Centrale salen los trenes con dirección a Desenzano del Garda-Sirmione, el trayecto dura entre una hora y hora y media dependiendo del tren que elijan. Los trenes “Velocce” tienen un costo de alrededor de 24 euros, mientras que los “Reggionale” cuestan 9,20 euros.

Lago di Garda

Si bien se puede recorrer el lugar en algún day tour desde ciudades cercanas, lo mejor es tomarse por lo menos un fin de semana, recorrer toda la península y sus ruinas sin apuros, disfrutar de las bonitas playas e incluso de sus termas.

TIP! Si bien el centro histórico esta abarrotado de heladerías, no se pierdan de probar los helados de la heladería “Marko” son realmente exquisitos.

A continuación, les dejo algunos imperdibles del lugar:

Grotte di Catullo

Lago di Garda

Se encuentra en el extremo de la península y aunque no queda mucho de esta enorme mansión romana, a simple vista se nota el tamaño y la majestuosidad que alguna vez tuvo el lugar, tiene una ubicación privilegiada y las vistas desde allí son imperdibles. Posee un pequeño bosque de olivos en lo que pareciera ser el antiguo patio del lugar donde van a poder disfrutar un poco de la sombra.

Muy cerca del acceso hay un museo que aloja piezas de la época encontradas en el sitio, la entrada cuesta 6 euros e incluye tanto el museo como las ruinas.

Aunque el ascenso se puede hacer un poco cansador, en especial los días de pleno verano, vale la Lago di Gardapena un esfuercito, el camino está lleno de flores y vegetación lo cual lo hace muy agradable, además de las vistas que vas teniendo. También está la opción de tomar un simpático trencito que sale del centro y que por 1 euro nos deja justo en la entrada de las ruinas. Hay opciones para todos!

El paseo por el complejo es 360 por lo que van a tener vistas de todo el lago y las montañas e intermítales spots para tomar unas fotos increíbles, se merece dedicarle unas 2 o 3 hs.

A la salida del lugar sobre la playa se encuentran unas piletas naturales de agua termal, así que si el recorrido fue cansador por que no aprovechar y relajarse un poco en este hermoso lugar.

Rocca Scaligera di Sirmione

Lago di Garda

Esta fortaleza medieval del siglo XIII se encuentra apenas pasamos la puerta de entrada a la ciudadela, imposible no verlo, incluso dese lejos, el castillo muy bien conservado, rodeado de las aguas turquesas del lago, con sus espectaculares torres, parece salido de un cuento. Si bien el interior no dice mucho, vale la pena pagar la entrada solo para subir a la torre y poder apreciar la vista desde allí, pueden ver todo el casco histórico de Sirmione, el lago, los fosos por donde ingresa el agua e incluso las montañas. Prepárense para subir un buen tramo de escalones, aunque la ser nueva la escalera es más ancha y más cómoda que en otros castillos de este tipo.

Giamaica Beach

Lago di Garda

Desde el castillo parte un camino costero muy bello para recorrer y perderse dentro de este espectacular pueblo, al final del mismo nos encontramos con esta sorprendente playa, posee larguísimo muelle que se adentra al lago, donde uno se puede tirar a tomar sol, lo que la hace especial no es solo espectacular color del agua el lago, sino porque no está rodeada de ninguna edificación salvo las majestuosas ruinas de Catullo que terminan de cerrar este entorno imperdible.

Un punto no tan favorable, como mencione anteriormente, en verano suele estar muy llena de turistas por todos lados, pero a pesar de eso es imposible opacar la belleza del lugar.

Lago di Garda

Una recomendación: vayan con buen calzado, el suelo está formado por grandes losas de roca y suelen ser algo resbaladizas e incomodas para caminar.

You may also like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *